¿Has sido acusado de simular un delito?

¿Has sido acusado de simular la comisión de un delito? 

La simulación de un delito consiste en aparentar la comisión de un delito, haber sido víctima de un delito o denunciar una infracción que, en realidad, es inexistente. Al fingir un delito, sin que se acuse del mismo a una determinada persona, o realizar una denuncia falsa ante un Juzgado o la Policía, se incurre en un delito castigado por el Código Penal, cuyas sanciones o penas varían según cada caso.

Se trata de un delito doloso puesto que el sujeto activo lleva a cabo una simulación, o denuncia de un delito inexistente de forma consciente y voluntaria. Cabe destacar que en este caso no existe la tentativa, al tratarse de una actividad como resultado de la conducta del autor.

 

¿En qué consiste la simulación del delito? ¿Cual es el tipo básico?

Este delito está estrechamente relacionado con el delito de denuncia falsa y se encuentra regulado en el artículo 457 del Código Penal el cual se encarga de penalizar el que, ante alguno de los funcionarios simule ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales la referida conducta con penas de multa de 6 a 12 meses.

¿Cómo tiene lugar una simulación de delito?

La simulación de un delito se puede dar de 3 formas distintas:

  • Los hechos denunciados son falsos y la persona activa se atribuye ser víctima o responsable (como autor o cómplice) sin realmente serlo.
  • Los acontecimientos denunciados son ciertos, pero la persona activa finge ser víctima o responsable sin serlo.
  • Se simulan unos hechos delictivos, sin fingir ser víctima o responsable y sin acusar a una persona en concreto.

A la práctica, la mayoría de las conductas relacionadas con el acto de simulación de delito tienen una relación con la cobertura de compañías de seguros o el cobro de alguna indemnización

Requisitos para la existencia de un delito de simulación de delito

Tal y como se ha mencionado anteriormente, la acción penada en este tipo de delito es la de simular ser víctima o actor de una infracción penal, así como denunciar un hecho delictivo falso. Para que se haya cometido este delito, se tienen que reunir los siguientes requisitos:

  1. Formular denuncia de los hechos

Para considerar la existencia de esta tipología de delitos, la denuncia se debe presentar ante una autoridad judicial o administrativa que tenga la responsabilidad de poner en marcha las averiguaciones (policía, fiscalía, juzgados de guardia).

  1. Denunciar un delito falso o simulación de ser culpable o víctima de un delito

El autor de esta tipología delictiva ha de denunciar un hecho delictivo inexistente o bien culparse a sí mismo de cometer una infracción penal concreta. La simulación debe resultar verosímil y no debe involucrar a terceros.

  1. Provocar actuaciones procesales

En este sentido, para considerar que hay un delito de simulación de delito, es necesario que la simulación de delito o denuncia también den inicio a actuaciones de investigación de la Fiscalía, ya que se tratan de actuaciones procesales reguladas en la Ley procesal penal.

¿Qué sucede cuando la persona se retracta de la simulación?

Si el sujeto activo se retracta de su actuación antes de que haya empezado todo el procedimiento judicial se podría entender que existe un desistimiento y, por tanto, la conducta quedaría impune.

Sin embargo, en ocasiones se juzga como una atenuante del artículo 21.4 del Código Penal: “La de haber procedido el culpable, antes de conocer que el procedimiento judicial se dirige en su contra, a confesar la infracción a las autoridades”.

Ahora bien, si el autor del delito se retracta después de que se inicie el procedimiento, esta acción no tendrá validez alguna.

¿Has sido acusado de un delito de simulación de delito?

Si te acusan de un delito de simulación del delito no dudes en ponerte en contacto con un abogado que te ofrezca el mejor asesoramiento legal para defenderte. No lo dudes y contacta con el despacho de abogados penalistas Balaguer Bataller, en Barcelona, abierto las 24h los 365 días al año.

 

Deja un comentario