¿Has sido víctima de una denuncia falsa?

¿Qué es el delito de denuncia falsa?

El delito de denuncia falsa es un delito previsto en el artículo 456 del Código Penal que consiste en denunciar por hechos totalmente falsos, o dicho de otra manera, hechos que no han sucedido. El delito de denuncia falsa debe ser realizada con pleno sentido, es decir, el sujeto que comete el delito de denuncia falsa lo hace conscientemente sabiendo que tal explicación es falsa y que, de ser ciertos estos hechos, la persona que estamos denunciando sería culpable de un delito.

 

Muchas veces, la ciudadanía acude ante la policía explicando unos acontecimientos que no son ciertos pensando que no hay ningún tipo de consecuencia penal al respecto, independientemente de que los hechos que se explican sean ciertos o falsos. Esta idea es totalmente errónea ya que, si acudimos a presentar una denuncia falsa seremos nosotros mismos los que habremos incurrido en un delito de denuncia falsa.

¿Qué penas conlleva el delito de denuncia falsa?

En relación al delito de denuncia falsa las penas seran diferentes dependiendo del delito del que acusemos falsamente. Así, seremos castigados con las siguientes penas: penas de prisión de 6 meses a 2 años y multa de 12-24 meses, si se imputara un delito grave; o Pena de multa de 12 a 24 meses, si se imputara un delito menos grave o bien,  Pena de multa de 3 a 6 meses, si se imputara un delito leve.

 

¿Cómo sabemos que estamos ante una denuncia falsa?

Para que exista un delito de denuncia falsa  es necesario que se observen un conjunto de requisitos como son: la falsedad en los hechos descritos, la imputación directa hacia una persona en concreto, la consciencia de que tales hechos que se explican no son acordes con la realidad, la denuncia tiene que ser ante una autoridad competente para perseguir delitos (policía, juzgado, Ministerio Fiscal,..) y mala fe por parte de la persona que explica estos hechos sabiendo que la información que está contando no es real.

 

¿Qué requisitos requiere una denuncia falsa?

 

La denuncia falsa debe incluir una serie de hechos inexistentes y debe presentarse con conciencia y voluntad de ello. Es decir, el denunciante tiene que actuar con dolo, es decir, con  conocimiento de la falsedad del hecho y un temerario desprecio hacia la verdad, con clara voluntad de perjudicar a alguien concreto.

Los principales indicios que utiliza la autoridad para poder concluir que estamos ante una un delito de denuncia falsa son: las contradicciones durante la denuncia, la ausencia de pruebas que apoyen los hechos expuestos por el denunciante, la existencia de motivos para perjudicar a la persona la cual se está denunciando.

 

Es importante destacar que, aunque se cumplan con estos indicios, no estaremos ante una denuncia falsa cuando el sujeto denunciante ha tenido la sensación de que existió un delito por el que era necesario denunciar pero que, ante la falta de indicios, la autoridad judicial competente no puede estimar que la infracción fuese cometida realmente.

 

¿Qué puedo hacer yo si me acusan de un delito y sé que la denuncia es falsa?

Para poder ir contra la persona que ha realizado una denuncia falsa, primero de todo se debe absolver o archivar la causa por la cual se está acusando debido a la denuncia falsa. En todo momento se debe acreditar que los hechos no son reales y que la acusación versa sobre una denuncia carente de sentido, es decir, totalmente falsa.

 

Una vez el juez, de manera motivada, decida no continuar con el procedimiento, ya sea por medio de una sentencia absolutoria o por medio de un sobreseimiento libre – debido a que hay fundamentos de que el inicio del procedimiento fue a partir de una denuncia falsa- será el momento donde se podrá iniciar otro procedimiento para ir en contra de la persona culpable de haber realizado el delito de denuncia falsa.

 

¿Qué hago si el juez dicta sentencia absolutoria en un procedimiento por una denuncia falsa?

 

Este es el momento clave para decidir si se quiere iniciar una acción penal contra la persona que ha denunciado falsamente. Primero pero, se debe analizar con un abogado especialista, cómo justifica la sentencia absolutoria el juez o tribunal competente.

 

Si la sentencia absolutoria se ha producido en base a falta de pruebas de que el acusado cometiera el delito, es decir, a partir de las dudas en torno a su autoría, será mejor desistir y no iniciar otro procedimiento penal ya que las posibilidades de probar que ha existido una denuncia falsa serán prácticamente nulas.

 

En cambio, si las pruebas presentadas por el acusado fueron convincentes y la sentencia absolutoria se produjo atendiendo a las dudas surgidas por el testimonio del denunciante, entonces sí que conviene iniciar un proceso de acusación por denuncia falsa.

 

Se debe mencionar, también, que la autoridad judicial puede dar inicio a este segundo procedimiento de oficio, cuando observe la presencia de indicios bastantes que fundamenten la denuncia falsa.

 

¿Has sido víctima de una denuncia falsa?

Si has sido víctima de una denuncia falsa no dudes en ponerte en contacto con un abogado que te ofrezca el mejor asesoramiento legal para defenderte. No lo dudes y contacta con el despacho de abogados penalistas Balaguer Bataller, en Barcelona, abierto las 24 h los 365 dias al año.

 

 

Deja un comentario